Actualidad

Coches eléctricos nuevos VS de segunda mano ¿Cuál elegir?

Coches eléctricos nuevos VS de segunda mano - Cuál elegir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Con el paso de los años y el desarrollo tecnológico, los coches eléctricos han ido dejando de ser productos de nicho para convertirse en reales alternativas en el mercado. Hoy en día, el número de usuarios que se interesan por esta alternativa es cada vez más grande. Esto se debe no sólo a los incentivos económicos que se van desarrollando para esta elección, sino también a la merma en las dudas respecto de la autonomía y duración de la batería y un creciente interés por alternativas más cuidadosas con el ambiente.

Si bien el costo inicial de los coches eléctricos sigue siendo algo más elevado que en el caso de los coches de combustión, los incentivos económicos para su compra y el prácticamente nulo costo de mantenimiento hacen de estos coches algo cada vez más accesible. Pero, a la hora de comprar un coche eléctrico, ¿cuál es más conveniente? ¿el nuevo o el de segunda mano?

¿Por qué comprar un coche eléctrico nuevo?

A pesar de factores mencionados anteriormente como el mayor precio de compra, los coches eléctricos presentan otras ventajas que los hacen cada vez más accesibles. Una de ellas tiene que ver con el coste de carga. Este suele ser mucho más económico que la gasolina. Se estima que, de usar un coche eléctrico, las familias europeas podrían alcanzar un ahorro de hasta el 60% en su factura mensual de combustible apostando por un vehículo eléctrico en lugar de uno de combustión.

En segundo lugar, los costes de mantenimiento de un vehículo eléctrico son mucho más bajos que en un coche de combustión y podrían pensarse prácticamente inexistentes. Esto tiene que ver con que son motores mucho menos complejos que los motores de combustión, a la vez que poseen menos piezas que requieren ser cambiadas o reparadas. Los vehículos eléctricos, especialmente nuevos, no requieren casi de mantenimiento, por lo que los costos se reducen. Lo que sí necesitan es un cambio de batería cuando esta llega al final de su vida útil. Sin embargo, existen diversas prácticas que se pueden considerar para alargar la vida de las baterías.

Al igual que sucede con coches nuevos a combustión, los coches eléctricos nuevos no poseen resto alguno de degradación, debido a que no han estado en uso. Esto se puede considerar como un beneficio, debido a que la batería se encontrará sin desgaste y perfectamente nueva, a la vez que no será necesario constatar la ausencia de daños o de problemas vinculados con el uso anterior. Pese a ello, el costo de un coche eléctrico nuevo puede ser más alto que el de un coche eléctrico de segunda mano, incluso si este se encuentra en perfecto estado.

¿Por qué comprar un coche eléctrico de segunda mano?

Ciertamente, el mayor interés por los vehículos eléctricos ha llevado no sólo a una creciente matriculación de estos sino, además, a que exista necesariamente una mayor disponibilidad de vehículos de segunda mano disponibles en el mercado. Esto hace que el mercado de los coches eléctricos usados no pare de crecer. Como sabemos, apostar por un coche de segunda mano, independientemente de su tipo de motor, ofrece la posibilidad de acceder a modelos de más alto nivel por precios más accesibles.

Sin embargo, es cierto que hay que tener algunas cosas en cuenta a la hora de tomar esta decisión. Lo primero que se debe pensar a la hora de buscar un coche eléctrico de segunda mano tiene que ver con el uso que se le va a dar. Esto incluye la cantidad de uso como así también los sitios por los que se pretende transitar con el vehículo, ya que eso es lo que nos va a permitir determinar no sólo qué modelo es mejor, sino también qué tipo de autonomía se requiere.

A la hora de revisar un coche eléctrico de segunda mano, uno de los aspectos más importantes a evaluar es la batería. Esta representa una de sus piezas más importantes, a la vez que la más costosa a la hora de reemplazarla. Por eso, es necesario conocer su estado, su nivel real de autonomía y la cantidad de uso que se le ha dado. Para poder comprobar la capacidad de una batería, lo que hay que hacer es una prueba de conducción. Esta tiene que poder consumir una carga completa. Así, se podrá observar cuál es la capacidad de la batería.

Incentivos para la compra de coches eléctricos

En la actualidad, existen diversos incentivos orientados a la compra de coches eléctricos. Estos apuntan a hacer de ellos algo más accesible y, de esa manera, promover que sean cada vez más las personas que opten por la movilidad eléctrica. En este sentido, en el mes de diciembre se publicó en el BOE la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022 tras ser aprobada por el Pleno del Congreso de los Diputados. Entrado en vigor el 1 de enero, el presupuesto ha contemplado un mantenimiento en las ayudas a la compra de coches eléctricos e híbridos enchufables, como así también las subvenciones para la instalación de puntos de recarga. Se trata de un plan que cuenta con 445 millones de euros.

Esto lleva a que todas aquellas personas que quieran adquirir un coche eléctrico o que instalen un punto de recarga durante 2022 podrán recibir subvenciones por parte del Estado. Se trata de ayudas de 7.000 euros para coches eléctricos si se achatarra uno viejo o de 5.000 si no se lleva al desguace. Respecto de las ayudas para la instalación de puntos de recarga, estas son del 70% del coste subvencionable, pudiendo alcanzar el 80% en los casos en los que las actuaciones justifiquen encontrarse en municipios con menos de 5.000 habitantes.

¿TIENES DUDAS?

Contáctanos y te ayudaremos a encontrar tu mejor elección

¿Prefieres que te llamemos? Indícanos tu teléfono

    He leído y acepto el Aviso Legal y la Privacidad
    Acepto recibir comunicaciones comerciales

    Contacta

    Escríbenos: