Actualidad

¿Cuándo sé que debo cambiar las ruedas del coche?

¿Cuándo sé que debo cambiar las ruedas del coche?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

En el día a día, es frecuente que se utilice el coche sin evaluar las condiciones de las ruedas o el tiempo de antigüedad de estas en tanto no se presenten problemas. No obstante, las ruedas de los vehículos tienen una vida útil y, a la vez, pueden sufrir diversos daños. También es frecuente que se empiece a pensar en cambiar las ruedas, pero se espera a que estas se dañen visiblemente para hacerlo. Pero la realidad es que las ruedas en mal estado pueden poner en juego la seguridad de quienes utilizan el vehículo.

Antes de pasar a cuándo se deben cambiar las ruedas, hay una máxima que se puede aplicar en todos los casos. Hay que cambiar en seguida los neumáticos cuando vemos que estos están desgastados. Cuando las ruedas muestran un desgaste irregular, cuando el dibujo no tiene la profundidad adecuada o cuando se empiezan a sentir fallos, es importante hacer el cambio antes de continuar usando el vehículo.

¿Cómo comprobar el estado de las ruedas del coche?

Hay ciertas formas que podemos tener en cuenta para evaluar el estado de las ruedas. Una de ellas tiene que ver con la profundidad de las hendiduras. Para que sea óptima, esta profundidad tiene que estar entre los 8 y los 8,5 mm. Cuando empezamos a observar que las hendiduras tienen una profundidad de la mitad, esto quiere decir que la rueda está en la mitad de su vida útil. Si ese número se empieza a reducir más, es fundamental hacer el cambio cuando antes. Si observamos que la profundidad de las hendiduras es de 2 mm o menos, el cambio debe ser inmediato.

En general, es difícil saber cuál es la durabilidad exacta de las ruedas de los vehículos, debido a que esto va a depender tanto de la marca como de la calidad y del uso de estos. A pesar de eso, se suele recomendar revisar los neumáticos una vez al año cuando estos ya tienen 5 años de antigüedad. También se recomienda sustituirlos cuando ya tienen 8 años, independientemente de la cantidad de uso que se le de al coche. No obstante, si el uso es diario, es posible que se deba considerar esto antes. Si lo que se quiere es hacer un buen mantenimiento de los neumáticos, lo que se recomienda es revisarlos cada 10.000 kilómetros.

¿En qué casos reemplazar las ruedas?

Además de la antigüedad, hay otros factores que se deben tener en cuenta y que pueden llevar a la decisión de cambiar las ruedas de los coches. Los casos en los que es importante revisar y considerar la sustitución son los siguientes:

Cuando hay desgaste

Lo que sucede cuando hay desgaste de las ruedas es que estas van perdiendo su efectividad. Es una efectividad que no se puede recuperar sino cambiando los neumáticos. Cuando esto sucede, la seguridad en la conducción puede estar implicada, lo que hace que sea peligroso conducir con ruedas gastadas o aquellas en las que el dibujo ha desaparecido. Esto es algo que se debe revisar con especialistas, pero una forma de darse cuenta en casa si las ruedas están gastadas es observando el dibujo y viendo si este sigue siendo claro o si ha empezado a borrarse.

Cuando hay desgaste en las ruedas

Por la antigüedad

Aún cuando el vehículo se utiliza poco, hay otro factor que se debe considerar para cambiar las ruedas del coche, que tiene que ver con la antigüedad. Cuando los neumáticos llevan mucho tiempo, estos pueden deteriorarse aún si el coche se ha usado poco. Por eso, los profesionales recomiendan empezar a revisar y considerar el cambio de las ruedas cuando estas superan los 5 años.

Si se da efecto aquaplanning

Otra forma de observar si las ruedas están desgastadas es lo que se conoce como efecto aquaplanning. Se trata de la pérdida de adherencia que las ruedas tienen en las superficies mojadas. Es algo que puede ser sumamente peligroso y que es una de las causas de los accidentes que se dan particularmente en momentos de lluvia. Unas ruedas en buen estado tienen que poder mantener una buena adherencia en condiciones como esas.

No obstante, durante la lluvia la atención durante la conducción debe ser mucho mayor ya que el pavimento resbala y la visibilidad disminuye considerablemente. Para adaptar una conducción mucho más segura, puedes revisar los mejores consejos para conducir bajo la lluvia.

Otra forma de observar si las ruedas están desgastadas es lo que se conoce como efecto aquaplanning. Se trata de la pérdida de adherencia que las ruedas tienen en las superficies mojadas.

Cuando hay pinchazos

Si la rueda se pincha, muchas veces, eso puede ser una señal de que hay que hacer el cambio de todas ellas. No obstante, algo que debemos tener en cuenta es que los pinchazos no siempre representan la necesidad de un cambio. A veces, por la situación de conducción o por las características de las rutas, una rueda se puede pinchar, pero puede salvarse luego con un arreglo. Es importante acudir a un especialista para la reparación de la rueda o para la evaluación de todas ellas y así observar si es necesario un cambio.

Cuando hay pinchazos. Si la rueda se pincha, muchas veces, eso puede ser una señal de que hay que hacer el cambio de todas ellas.

¿Cómo cuidar las ruedas de un coche?

Hay ciertos principios básicos que hacen a la conducción y a la forma de utilizar el coche que inciden en la necesidad de cambiar las ruedas del coche. En este sentido, algunos consejos que se pueden tener en cuenta son los siguientes:

Revisar cada 5 años

Cuando las ruedas del coche llevan 5 años, es momento de hacer más frecuentes las revisiones. Esto no quiere decir que haya que cambiarlas cada este período de tiempo, pero sí es necesario hacer revisiones anuales cuando llegan a esta antigüedad.

No pasar de los 10 años

Si las ruedas del coche han llegado a los 10 años, es momento inexorablemente de cambiarlas. Se trata de los 10 años desde la fabricación. Esto se debe a que, aún con poco uso, son neumáticos que se han desgastado.

Cuidar las ruedas

Finalmente, el buen cuidado de los neumáticos es una forma de ampliar su vida útil. Es importante mantener una vigilancia de la presión del aire, controlar el desgaste de la banda de rodadura, cuidar la alineación y otros factores. Estos cuidados alargarán la vida útil de los neumáticos. También es importante hacer revisiones para evaluar que estén en buen estado.

¿No encuentras lo que buscas?

Escríbenos directamente y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible