Actualidad

Silla para niños en el coche, regulaciones y consejos

Silla para niños en el coche
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

A la hora de hacer un viaje en coche, uno de los puntos a los que más atención se debe dar es la seguridad de los niños. Cada año, miles de niños mueren o resultan lesionados como consecuencia de los accidentes de tránsito. Por eso, el uso correcto de las sillas para niños es fundamental para mantenerlos a salvo.

Legislación Europea sobre las sillas para niños en el coche

La Directiva Europea 2003/20/EC fue aprobada en el año 2003 y entró en vigor en 2006. Esta, obliga el uso de cinturones de seguridad y también de sistemas de retención por parte de los conductores y los ocupantes, con particular atención en el caso de los niños. En este sentido, la directiva determina que, en el caso de los niños, se prohíbe que los menores de tres años viajen en cualquier coche sin una silla infantil que sea adecuada para su peso y para su edad. En el caso de los niños mayores de tres años y que tengan una estatura inferior a 150 centímetros, estos deben estar sujetos a través de un dispositivo de retención para niños.

De acuerdo con la Directiva Europea, cada país dentro de la Unión Europea puede permitir que los niños de su territorio, cuya estatura sea inferior a 150 centímetros, pero superior a 135 centímetros, usen cinturón de seguridad para adultos. Además, cada país puede permitir que los niños no usen dispositivos de retención cuando el viaje se realiza en taxi, pero no está permitido que ocupen el asiento delantero.

La normativa española

En España, en la actualidad, conviven dos normativas en lo que refiere a sillas de coche para niños. Estas son la i-Size y la R44. La i-Size es la más reciente y es la que se considera que va a perdurar en el tiempo. se categoriza en función de la estatura de los niños a la hora de viajar en coche. El origen de esta normativa tiene que ver con un trabajo que se viene llevando a cabo en España desde hace tiempo, con el objetivo de mejorar la seguridad de los sistemas de retención. Ello, endureciendo los requisitos que estos dispositivos deben cumplir para poder ser homologados, a través de pruebas como el caso del impacto lateral. Es de esa manera que surge la norma i-Size o R-129.

¿Qué es la normativa i-Size?

I-Size es la denominación de un sistema que ha entrado en vigor en el año 2013 y que se centra especialmente en la nueva regulación de sillas de coche para niños. Ello, mediante nuevos procedimientos de análisis y también de uso, para mejorar la seguridad infantil.

De acuerdo con esta normativa, para poder obtener la homologación, las sillas y los dispositivos de seguridad infantiles tienen que poder superar una prueba de impacto lateral adicional. Otro aspecto que ha cambiado tiene que ver con que, ahora, lo sistemas de seguridad no se dividen en categorías de peso. El fabricante de sillas para coches infantiles es capaz de decidir para qué tamaños es adecuado su sistema. A través de la homologación de i-Size lo que se hace es garantizar que los niños puedan viajar con seguridad hasta los 15 meses de edad con los sistemas de retención en un sentido inverso a la marcha de los vehículos.

Consejos para elegir y usar las mejores sillas infantiles para el coche

A la hora de adquirir sillas para niños para el coche, hay ciertas cosas que se deben tener en cuenta. A continuación, vamos a darte algunos consejos.

Elegir siempre sillas que estén homologadas

Si se va a adquirir una silla infantil para el vehículo, siempre es importante que la seleccionada se encuentre homologada. Esto es lo que va a permitir tener la seguridad de que la silla cumple con los estándares de calidad necesarios y que ha sido sometida a ciertas pruebas de seguridad que han sido pasadas de manera satisfactoria. En la actualidad, las sillas tienen que estar homologadas de acuerdo a la norma i-Size o R-129.

Pensar la medida

Siempre que se vaya a buscar una silla para un coche, es importante que esta sea adecuada para las características físicas del niño. Estas sillas van a estar determinadas por la estatura y por el peso de los niños, más que por la edad. La edad es un criterio que puede aplicarse, pero no es siempre exacto. Por eso, es muy importante tener claro para qué estatura y peso se va a necesitar la silla.

Adaptar al vehículo

Algo que se debe aclarar es que no todos los sistemas de retención se pueden instalar igualmente bien en todos los vehículos. Por eso, algo que se debe analizar es si la silla que se quiere colocar puede ser sujetada por el cinturón de seguridad o si requiere de un sistema diferente. En este sentido, hay que tener en cuenta que las sillas de coche i-Size solamente se pueden instalar en plazas de coche que también están catalogadas como tales.

Ajustar bien la silla

Ahora, vamos a dar algunos consejos relacionados al uso de la silla para niños. El primero de ellos tiene que ver con ajustar bien la silla infantil al asiento del vehículo, cuidando que esté sujetada de manera firme y sin holguras. Las holguras pueden ser muy peligrosas en caso de una frenada o de un accidente. Por eso, la silla debe siempre estar bien sujeta.

Usar desde el primer viaje

Muchas veces, se comete el error de pensar que la silla infantil para el coche es algo que solamente deben usar los niños que ya tienen ciertos meses de edad. Siempre que un niño menor de tres años vaya a viajar en vehículo, debe hacerlo desde su silla, no desde el regazo de sus padres o de otros familiares o personas a cargo.

Posicionar hacia atrás

Si bien no en todos los casos se aplica, hoy en día, se recomienda a los adultos colocar las sillas de los niños en los coches de espaldas al frente del vehículo. Es decir, con los niños mirando hacia la parte trasera del vehículo. Esto se debe a que es una posición que se considera mucho más segura que en aquellos casos en los que el niño va mirando hacia adelante.

¿No encuentras lo que buscas?

Escríbenos directamente y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible