Actualidad

Mejores asistentes de aparcamiento actuales

Mejores asistentes de aparcamiento actuales
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

La tecnología aplicada a la industria automotriz ha cambiado tanto a lo largo de los últimos años que ha generado importantes modificaciones en las formas de pensar el transporte. En este sentido, hoy, podemos encontrar muchas más facilidades para distintas tareas y actividades que se realizaban manualmente. Un caso interesante de ello, en la industria del automóvil tiene que ver con los asistentes de aparcamiento.

Los tipos de asistentes de aparcamiento

En la actualidad, podemos encontrar diversos tipos de asistentes de aparcamiento. Hay que tener en cuenta que no todos estos asistentes son iguales. Es importante no confundir a los asistentes que ofrecen alertas sobre posibles obstáculos de aquellos que ejecutan las maniobras de aparcamiento de manera automática. Hoy, podemos acceder a asistentes que ofrecen soluciones más o menos avanzadas, de acuerdo con lo que se necesite en cada caso. A continuación, vamos a ver algunos de los principales tipos de asistentes de aparcamiento actuales.

Asistentes de aparcamiento automatizados

Uno de los tipos de asistentes de aparcamiento preferidos es el automatizado. No obstante, dentro de esta categoría, podemos encontrar también diversas opciones.

1.    Automático

Cuando hablamos de asistentes de aparcamiento automáticos, estamos haciendo referencia a los que rastrean y ubican un espacio con capacidad y características para el aparcamiento del coche. Luego, emiten una señal de alerta visual y sonora que es la que indica que el coche debe detenerse en una determinada ubicación. Cuando el coche es detenido, pide una confirmación para poder iniciar las maniobras necesarias para el aparcamiento. Es cuando el coche está completamente aparcado que el asistente emite una nueva alerta indicando que se ha finalizado.

Se trata de asistentes capaces de detectar que se está buscando un aparcamiento En general, es un asistente que viene en los coches de alta gama y los de última generación. Hay que tener en cuenta que es un tipo de asistente que solamente se puede usar en coches con cambios automáticos.

Asistente de aparcamiento automático

2.    Semiautomático

Esta es una de las soluciones más utilizadas. Se trata de una de las opciones más antiguas y de uso más extendido. Lo que permite es aparcar los coches de forma asistida en hilera. Son asistentes con funcionamiento sencillo que, cuando se activan, ubican el espacio necesario para aparcar e indican al conductor que es necesario detener el coche y soltar el volante. De esa manera, es el asistente el que pasa a mover el volante de forma automática, indicando en qué momento hay que hacer el cambio para avanzar o retroceder.

3.    Remoto

En tercer lugar, esta solución funciona con mando a distancia. Es una alternativa que está disponible para coches de gama alta. Si bien es una alternativa que no está diseñada para llevar a cabo maniobras complejas, su principal función tiene que ver con mover el coche hacia adelante o hacia atrás para poder colocar el coche en una posición adecuada. Con esta solución, el conductor encara el coche en la plaza en la que va a aparcar, se baja del vehículo, cierra la puerta y acciona un mando que funciona a distancia. Este comando mueve el coche en la dirección necesaria. Es algo especialmente útil para los casos en los que se busca aparcamiento en plazas estrechas.

Asistentes de aparcamiento con sistema de alertas

En este caso, estamos hablando de los asistentes más comunes en la actualidad. Son asistentes que funcionan empleando sensores que determinan la proximidad de los coches respecto de algún obstáculo, emitiendo una señal que informa de ello al conductor. Dentro de esta categoría podemos encontrar las siguientes opciones.

1.    Electromagnético

Estos asistentes funcionan rodeando el coche en un campo electromagnético. De esta manera, cualquier obstáculo que toque ese campo generará que el sensor emita una señal de alerta para el conductor. Esta señal puede ser a través de la luz LED, que cambia de los colores verde a rojo. Uno de los beneficios de este tipo de sensor tiene que ver con que es muy sensible, por lo que es capaz de detectar objetos que otros sensores no.

2.    Ultrasónico

En este caso, es un asistente que emite un sonido agudo en un rango que se encuentra fuera de la audición humana. Se generan ondas sonoras que rebotan con los objetos cercanos al coche, enviando de esa manera una señal que retorna al sensor. Así, el asistente crea una aproximación de la distancia que el coche tiene respecto de cada obstáculo ubicado en el área circundante. Ello, midiendo el tiempo que las ondas sonoras tardan en volver al sensor.

3.    Cámara

En tercer lugar, dentro de estos sensores encontramos las cámaras de parking. Se trata de una alternativa en la que no se emite ninguna señal de alarma cuando el coche se está acercando a un obstáculo, sino que es una alternativa pensada para que el conductor alcance una visibilidad mayor del entorno de la que podría tener normalmente. Así, se accede a una visión completa de 360° que favorece una mayor capacidad para maniobrar con éxito.

Cámara de parking

Beneficios de los asistentes de aparcamiento

Muchos son los beneficios que se pueden destacar del uso de asistentes de aparcamiento. Uno de los más importantes, ciertamente, es alcanzar una forma segura de estacionar de la manera adecuada y en menor tiempo. A veces, especialmente en las grandes ciudades, los espacios de aparcamiento pueden ser reducidos. Por eso, contar con un asistente puede ser una manera de facilitar la tarea y, además, de garantizar que el aparcamiento se esté haciendo de la manera correcta para evitar accidentes y daños.

Por otro lado, es una herramienta de gran ayuda para los conductores primerizos, para que puedan sentir una mayor confianza a la hora de aparcar. Además, la mayor parte de los asistentes de aparcamiento de la actualidad están diseñados para tomar el mando de la dirección del vehículo, logrando así ejecutar las maniobras con la más extrema precisión. Así, se limita el trabajo de los conductores.

¿No encuentras lo que buscas?

Escríbenos directamente y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible