Actualidad

¿Cómo asegurar que los neumáticos del coche están en correcto estado?

¿Cómo asegurar que los neumáticos del coche están en correcto estado?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Los neumáticos son fundamentales para el buen funcionamiento de un coche y también para su seguridad. Unos neumáticos en mal estado pueden poner en peligro la integridad y seguridad de las personas que viajan en el interior del vehículo y de otros también. Por eso, siempre es muy importante verificar que los neumáticos se encuentren en buen estado a la hora de circular. Veremos cómo comprobar que los neumáticos están en buen estado.

Revisar buscando cortes

A veces, los neumáticos pueden tener cortes o pinchazos en los laterales o en los flancos, de los que no nos damos cuenta. También puede suceder en el resto del neumático. Por eso, es muy importante hacer una revisión, para cuidar que estos no existan y no puedan representar un riesgo.

Comprobar el dibujo

En segundo lugar, uno de los pasos más importantes para garantizar el buen estado de los neumáticos es la comprobación del dibujo de estos. La mejor forma de ver bien el dibujo de los neumáticos es con un profundímetro, que puede ser tanto digital como no. Algo que es muy importante tener en cuenta es que el dibujo de la rodadura debe tener de 1,6 milímetros para arriba. Es muy importante recordar que no se debe circular si la rodadura de los neumáticos es menor de ese número. En general, lo ideal es que la rodadura ronde entre los 3 y los 4 milímetros

Es muy importante recordar que, en caso de no tener un profundímetro, esta revisión se puede hacer igualmente. Para ello, lo que se puede hacer es guiarse por testigos propios del neumático. Si el testigo llega al mismo nivel que el dibujo o se observa borrado, esto quiere decir que el rodado está muy gastado y que es momento de cambiar los neumáticos antes de volver a circular. El problema de los neumáticos sin un buen rodado tiene que ver con que estos dejan de tener el buen agarre que les corresponde y ello hace que puedan resbalar con más facilidad. La forma de visualizar bien el dibujo del neumático delantero es girando el volante a cada uno de los lados, para poder visualizarlos completamente. También es importante comprobar el dibujo en los distintos puntos de la circunferencia de los neumáticos, ya que el desgaste puede verse más en ciertas partes de este que en otras.

Para garantizar el buen estado de los neumáticos es la comprobación del dibujo de estos.

Controlar el aire

A veces, cuando no se tiene suficiente tiempo, se suele dejar de lado la revisión de la cantidad de aire en el neumático. Pero comprobar el inflado es muy importante. Algo que hay que tener en cuenta es que cada fabricante en particular recomienda un inflado diferente, lo que va a depender de si el coche está o no cargado. Además de comprobar que los neumáticos estén bien inflados, es muy importante circular y observar que, luego de ello, estos no han perdido aire. Si esto sucediera, es posible que el neumático esté pinchado.

Evaluar los desgastes anómalos 

A veces, se puede observar que los neumáticos tienen un desgaste que no es normal, que se diferencia de lo que se ha visto hasta el momento. Esto puede representar que hay una alineación que no es adecuada o que hay un problema en el equilibrado, tanto en la suspensión como en la transmisión. También puede tener que ver con que la presión de los neumáticos no es la que debería ser. Esto es algo que se debe revisar con un especialista, debido a que puede tener un impacto negativo en la seguridad del vehículo. Para evitar que esto pase, lo que se debe hacer es mantener revisiones periódicas de los frenos, de la amortiguación, de la dirección y, además, no usar los mismos neumáticos más tiempo del que se debe.

Seguir las recomendaciones del fabricante

Cada fabricante de neumáticos es diferente en lo que respecta a sus recomendaciones. Por eso, es muy importante poder contar con la información adecuada para seguir las recomendaciones del fabricante en cuestión. Esto nos va a poder indicar cuál es la presión adecuada para ese caso, cada cuánto se deben hacer revisiones, cada cuánto tiempo hay que cambiar los neumáticos, entre otras cosas.

¿Cómo impacta el paso del tiempo en los neumáticos?

Cuando los neumáticos ya tienen 5 años de colocados, las revisiones se deben hacer con una periodicidad mayor al tiempo anterior. Esto se debe a que, con el tiempo y el uso, estos se van desgastando y no solamente pueden tener un menor agarre, sino que, además, pueden ser más proclives a sufrir daños. 

Ya cuando los neumáticos pasan los 10 años, se recomienda su sustitución. Esto es independiente de si los neumáticos están en buen estado o no o si el coche se ha utilizado mucho o poco. Debemos tener en cuenta que los neumáticos tienen una fecha de caducidad, debido a que la goma es un material que se deteriora con el paso de los años. Por eso, cuando han pasado 10 años desde la fecha de fabricación de los neumáticos, es importante cambiarlos. También cuando son 5 años desde el montaje. En caso de no saber dónde encontrar esta información, se deben revisar los flancos de los neumáticos, puesto que es ahí donde puede aparecer la fecha de caducidad. Es una fecha que suele aparecer con 4 dígitos, donde los dos primeros representan a la semana en que los neumáticos han sido fabricados y los dos siguientes al año. 

La adecuada revisión de los neumáticos y con la periodicidad correspondiente es lo que va a garantizar que se pueda circular con seguridad y sin poner en riesgo la salud y la integridad, tanto propia como de otros. Por eso, es muy importante prestar atención a esta cuestión, para garantizar que todo se encuentre en el estado adecuado para poder circular de manera segura y eficaz. 

¿No encuentras lo que buscas?

Escríbenos directamente y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible