Actualidad

Consejos para hacer un uso correcto del aire acondicionado

Consejos para hacer un uso correcto del aire acondicionado
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Cuando se trata del confort, el aire acondicionado es uno de los elementos más importantes de un vehículo. Es, a su vez, un sistema que requiere de un uso adecuado y buen mantenimiento para poder mantenerse en buen estado. Esto quiere decir no solamente llevar el coche al taller e incluir el aire en las revisiones, sino también hacer un buen uso del aire para poder cuidarlo y garantizar su buen funcionamiento durante más tiempo. A continuación, veremos algunos consejos para poder hacer un uso correcto del aire acondicionado.

Conocer cómo se compone el aire acondicionado

Para poder hacer un buen uso del aire acondicionado, es necesario conocerlo. Algunos de los elementos más importantes que lo componen son el compresor, el filtro del habitáculo, el condensador, el evaporador, la válvula de expansión, entre otros. Conocer en qué consiste cada una de estas piezas y cómo funciona nos ayudará a saber cómo cuidar el aire acondicionado.

Cambiar el filtro del habitáculo

El filtro del habitáculo es el encargado de filtrar el polvo, el polen y otras micropartículas que puedan ingresar al coche y dañar el aire acondicionado.  Esto ayuda a mejorar la calidad del aire en el mismo. En general, se recomienda hacer este cambio una vez al año.

Prestar atención a las fallas

A veces, es posible identificar que algo no está funcionando bien con el aire acondicionado a través de distintas señales y síntomas. Es muy importante prestar atención a las fallas que puedan aparecer, a fin de llevar el coche al taller velozmente y dar una respuesta al problema. Son varias las fallas que nos pueden indicar que algo no está bien con el aire acondicionado. Algunas de las más frecuentes son:

Ruido

El motor de un coche puede hacer ruido por diversas razones. No obstante, un mal funcionamiento del aire acondicionado, especialmente cuando este está encendido, es una de ellas. Por eso, si se encuentra un ruido que llama la atención, puede ser necesario acudir a un taller.

Obstrucción

En segundo lugar, si se enciende el aire acondicionado y se observa que no sale la cantidad de aire normal, esto puede tener que ver con una obstrucción en el filtro del habitáculo. Cuando el filtro está sucio o pasa mucho tiempo sin cambiarse, esto puede indicar una obstrucción.

Olor

A veces, al encender el aire acondicionado, se puede llegar a sentir un olor desagradable. Si no se identifica que el olor tenga origen en otro aspecto, puede deberse al aire acondicionado y a una falla en este. El olor se puede relacionar con la acumulación de humedad en los conductos de aireación y con una infección de hongos o bacterias.

Al encender el aire acondicionado, se puede llegar a sentir un olor desagradable

Vaho

Finalmente, se puede ver una concentración de vaho en los cristales. Si esto pasa, puede significar que el aire acondicionado no está enfriando lo suficiente. Ello puede estar relacionado con que necesita una recarga de gas en el circuito.

Cuidar la temperatura

Elegir con cuidado la temperatura en la que se va a usar el aire acondicionado es otro de los factores clave para su buen uso. De acuerdo con especialistas, la temperatura recomendada oscila entre los 21 y los 23 grados. Se considera que una temperatura mayor es capaz de afectar negativamente la concentración de quien conduce el coche. Además, en lo que respecta a una temperatura menor, si esta se mantiene durante un largo período de tiempo, ello puede aumentar el consumo de combustible.

Llevar a cabo un buen mantenimiento del aire acondicionado

Al igual que sucede con el resto de las piezas de un coche, el aire acondicionado debe ser revisado con frecuencia. Esto es lo que va a permitir que funcione bien, pero, además, que pueda durar en buen estado durante mucho más tiempo. Haciendo revisiones frecuentes se puede detectar una deficiencia a tiempo, pudiendo resolver y evitar problemas mayores.

En lo que respecta al mantenimiento, lo recomendable es revisar el funcionamiento del aire acondicionado una vez al año. Además, se recomienda hacerlo antes de los meses de verano. También es importante revisar debajo del capó, comprobar el nivel de líquido del aire acondicionado y limpiar el radiador.

Encender el aire acondicionado en invierno

Un error que se suele cometer es el de pensar que el aire acondicionado solamente se enciende en los meses de verano. No obstante, es importante encenderlo en otros momentos del año, incluso en invierno, para mantener su buen funcionamiento y para evitar que los cristales se empañen cuando hay una diferencia muy grande de temperatura entre el interior y el exterior del vehículo.

Saber cuándo usarlo

Una de las preguntas que aparece con frecuencia tiene que ver con en qué momentos es conveniente apostar al aire acondicionado y en cuáles es mejor abrir las ventanillas del coche. Se considera que, especialmente en los días más calurosos, lo conveniente es utilizar el aire acondicionado. Este no solamente brinda mayor confort, sino que aumenta la concentración, reduce la posibilidad de sufrir golpes de calor y mejora la conducción.

Reducir previamente la temperatura

Para finalizar, una recomendación para un uso adecuado del aire acondicionado tiene que ver con enfriar el interior del vehículo antes de ingresar en este y encender el aire. Esto permitirá que se reduzca la cantidad de uso del aire, logrando de esa manera un menor consumo de combustible y un deterioro más lento. En lo que respecta a las formas de hacerlo, lo ideal es hacerlo usando los parasoles en la luna delantera y también cortinas para las ventanillas, especialmente si el coche estará bajo el sol muchas horas. También, incluso en los días en los que la temperatura exterior es muy alta, abrir las ventanillas del coche un tiempo antes de entrar puede ayudar a que circule un poco más el aire y la temperatura de este baje.

¿No encuentras lo que buscas?

Escríbenos directamente y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible