Actualidad

Trucos para limpiar el parabrisas

Trucos para limpiar el parabrisas
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Cuando se piensa en el mantenimiento del vehículo, el parabrisas es una de las cosas que se suele dejar a lo último. No obstante, en los parabrisas están los vidrios a través de los cuales quienes circulan ven lo que sucede al frente y a su alrededor. El estado de los parabrisas incide en que se pueda ver bien lo que pasa, qué vehículos están en frente, cómo conducen, si hay personas cerca, entre otras cosas. Por eso, la buena limpieza del parabrisas es fundamental. A continuación, te contamos cómo garantizarla.

La limpieza del parabrisas y la seguridad

En los meses de verano, hay dos aspectos que afectan a los parabrisas y que condicionan la seguridad: la limpieza y la resistencia. El parabrisas siempre tiene que estar limpio, debido a que el 90% de la información que se recibe cuando se está conduciendo llega a través de la vista. En verano, es frecuente que el parabrisas acumule polvo y también insectos. Estos deben limpiarse con la frecuencia en que el parabrisas se ensucie. Mientras mayor sea la limpieza de estos elementos, no solamente se garantizará una mayor seguridad, sino que, además, se va a poder asegurar de no dañar las escobillas por acumulación de suciedad. Además, es clave tener una cantidad adecuada de líquido de limpiaparabrisas para poder responder en el momento a suciedades repentinas durante la conducción.

Consejos para limpiar el parabrisas de la mejor manera

Tener cuidado con el Sol

Cuando se tiene el sol al frente, usar el líquido del limpiaparabrisas puede ser un riesgo. Esto se debe a que la visibilidad es ya menor, por lo que reducirla con el líquido puede ser peligroso. Además, si las escobillas están desgastadas, el plazo sin visibilidad puede ser más amplio. Esto es algo que se debe evitar en la medida de lo posible, debido a que la visibilidad es muy importante para tener seguridad al conducir.

Usar bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un gran aliado a la hora de limpiar manchas que puedan ser difíciles de retirar. Se trata de usarlo con un paño de microfibra, siendo muy útil en verano, ya que es excelente para retirar restos de insectos que hayan quedado en el parabrisas como así también el polvo u otras suciedades.

No confiarse de la lluvia

A veces, cuando empieza a llover, lo podemos ver como una excelente manera de limpiar los vidrios del coche. Pero lo cierto es que no es suficiente y que, además, a veces, puede generar una suciedad mayor. Por eso, si bien es verdad que la lluvia puede aliviar un poco la suciedad del parabrisas, una vez que se llegue a la casa es importante limpiar bien, preferentemente usando una toalla con agua y algún jabón o producto de limpieza adecuado para el vidrio del parabrisas.

Elegir bien los materiales

Los materiales que elijamos para limpiar el parabrisas son muy importantes y pueden condicionar el resultado. Algo que se debe tener en cuenta es que los productos de limpieza deben ser de material sintético que no deje ningún resto sobre el vidrio que, luego, pueda comprometer la vista.

Usar agua a presión

El agua puede no ser suficiente para limpiar de manera adecuada el parabrisas. No obstante, puede facilitar mucho el trabajo si empleamos agua a presión al principio de la limpieza. Esto se puede lograr con una manguera. Luego, vamos a poder aplicar otros productos. Además, a veces, cuando la limpieza del parabrisas es frecuente, el agua sí puede ser suficiente para mantener los vidrios limpios y que el trabajo sea menor cada vez.

Aplicar y dejar actuar

Si se utilizan productos específicos para limpiar este tipo de vidrios, lo ideal es acudir a aquellos que pueden dejarse actuando. Estos suelen tener un impacto mucho mayor en la limpieza del vidrio. Se trata de aplicar el líquido y dejar actuar durante unos minutos sobre la superficie. De esa manera, a la hora de aclarar la superficie, esto va a ser mucho más sencillo. Es muy importante que, posteriormente, el líquido se retire en su totalidad, evitando que queden restos en el vidrio, debido a que esto puede provocar manchas y comprometer la visión a la hora de conducir.

Utilizar papel de periódico

En caso de que se observe que han quedado marcas de la propia limpieza en el vidrio, es muy importante retirarlas, para que no generen disminución en la visibilidad ni confusiones. La mejor forma de hacerlo es con un trozo de papel de periódico, aunque se puede sustituir también por papel de cocina absorbente.

Limpiar por dentro

Un error que se suele cometer en la limpieza del parabrisas tiene que ver con limpiar solamente por afuera. Pero el uso del vehículo, los vapores que pueden surgir en el interior, entre otras cosas, también pueden afectar a estos vidrios. Por eso, es muy importante limpiar el parabrisas tanto por dentro como por fuera, para garantizar el máximo de higiene y, por tanto, de visibilidad a la hora de conducir.

Proteger

Finalmente, debemos hablar de la prevención. Durante los meses de temperaturas más extremas, como es el caso del verano y del invierno, las diferencias térmicas generan tensiones en los cristales. Esto puede favorecer que, en caso de darse un impacto, se genere una rotura. Por eso, además de la limpieza, es muy importante cuidar al coche de que no sufra grandes cambios de temperatura en poco tiempo, debido a que eso puede debilitar los cristales. En caso de que se produzca un agrietamiento en estos o que se generen daños por un impacto, se debe acudir de manera inmediata al taller, ya que es muy peligroso utilizar el coche en esas condiciones.

¿No encuentras lo que buscas?

Escríbenos directamente y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible