Actualidad

¿Qué importa más a la hora de comprar un coche: kilometraje o la edad?

¿Qué importa más a la hora de comprar un coche kilometraje o la edad

Cuando se está buscando un coche de segunda mano, se deben observar distintos aspectos destinados a identificar si el coche está en buen estado y si vale la pena comprarlo. Hoy en día, el mercado de segunda mano es muy amplio y es posible encontrar una gran diversidad de alternativas de acuerdo con las necesidades y posibilidades de cada caso. Teniendo esto en cuenta, a continuación, buscaremos responder a una de las preguntas más comunes en este sentido: ¿qué importa más al comprar un coche: kilometraje o edad?

Comprar un coche: kilometraje o edad ¿qué debo ver?

Lo cierto es que no hay una respuesta única a esta pregunta. Sin embargo, vamos a ver qué información puede darnos cada aspecto y qué es necesario considerar a la hora de comprar un vehículo.

¿Qué información nos da el kilometraje?

Uno de los primeros aspectos que se suelen observar a la hora de buscar un coche de segunda mano es el kilometraje. Esto se debe a que es el kilometraje el que indica cuánto se ha utilizado el vehículo y, por lo tanto, la cantidad de desgaste que este puede tener. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el kilometraje puede hablar de la cantidad de uso, pero no de cómo ha sido dicho uso.

En líneas generales, puede decirse que un coche que ha recorrido una menor cantidad de kilómetros en su tiempo en uso puede estar en mejor estado que uno que ha recorrido más. Sin embargo, es muy importante no fiarse solamente de esta información a la hora de tomar la decisión, ya que es importante saber en qué condiciones se realizó ese kilometraje, si la persona que utilizó el coche lo hizo mayormente en ciudades, cómo ha sido la conducción, entre otras cosas.

comprar un coche - kilometraje

 ¿Qué podemos saber de un coche conociendo su edad?

En la pregunta “¿Qué ver al comprar un coche: kilometraje o la edad?”, la edad aparece como otro de los aspectos primordiales a evaluar a la hora de buscar un vehículo de segunda mano. Muchas veces, es posible encontrar vehículos que, pese a tener una larga edad, han tenido en realidad muy poco uso y es su edad, además, la que hace que se encuentren a un precio más bajo.

Pese a esas excepciones, en líneas generales, los vehículos de segunda mano más nuevos suelen tener un rodaje menor. Esto hace que se consideren como la mejor alternativa para quienes buscan un servicio duradero en buen estado.

Otros aspectos para tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano

A pesar de que el kilometraje y la edad de los vehículos son aspectos de relevancia a la hora de optar por un coche, lo cierto es que no se debería confiar en estos dos aspectos como los únicos para tener en cuenta a la hora de elegir un vehículo. Esto se debe a que no se trata solamente de cuánto uso se le ha dado a un coche o de cuánto tiempo lleva este en funcionamiento, sino también de cómo ha sido ese uso, de qué cuidados se ha dado al vehículo a lo largo del tiempo, entre otras cosas.

Por eso, si se tiene interés en comprar un coche de segunda mano, vamos a ver otros factores a considerar junto con la edad y el kilometraje.

Libro de mantenimiento

Si un coche tiene un buen mantenimiento, este puede recorrer una gran cantidad de kilómetros e igualmente ofrecer un servicio duradero y de calidad. Asegurarse de que el vehículo tenga un buen mantenimiento es muy importante a la hora de optar por un vehículo, por lo que se recomienda solicitar el libro o las facturas de mantenimiento. Allí estarán indicadas las prácticas habituales, como el cambio de aceite, pero también se indicará si el coche ha sido sometido a alguna reparación de importancia, a reparaciones tras accidentes, entre otras cosas.

comprar un coche - mantenimiento

Carrocería

Inspeccionar con cuidado la carrocería del coche también es muy importante. Se recomienda hacerlo en momentos de buena luz, evitando para ello los días de lluvia o las noches. En esta tarea, es importante identificar si se ven variaciones en la tonalidad de la pintura, si alguna puerta es más clara u oscura, si se observan rayas, entre otras cosas. Muchas veces, es la propia carrocería la que puede dar la pista de que el vehículo ha sufrido accidentes y de que ha sido sometido a grandes reparaciones.

Manchas en el suelo

Además de los factores mencionados con anterioridad, es muy importante controlar que el coche no deje manchas en el suelo. Las manchas pueden ser de aceite o de agua y pueden ser indicadores de que hay problemas graves en el funcionamiento del coche.

El kilometraje ¿puede manipularse?

La respuesta es sí. Si bien es cierto que comprar un coche de segunda mano puede ser una excelente apuesta, tanto en términos económicos como de variedad en el mercado y porque la mayor parte de los vehículos cuentan con garantía, también es una realidad que aspectos de relevancia como el kilometraje pueden ser manipulados.

Identificar si se han cambiado los números del kilometraje puede ser difícil. Por eso, se recomienda evaluar el resto del coche detalladamente, para verificar que se encuentre en buen estado y observar si se encuentra en él algún indicio de un kilometraje mayor al declarado. Sin embargo, la forma más segura de prevenir el encuentro con estos casos es acudiendo a concesionarios de confianza donde se pueda confiar en tener toda la información verídica sobre los vehículos.

¿TIENES DUDAS?

Contáctanos y te ayudaremos a encontrar tu mejor elección

¿Prefieres que te llamemos? Indícanos tu teléfono

    He leído y acepto el Aviso Legal y la Privacidad
    Acepto recibir comunicaciones comerciales

    ¡Gracias!

    Hemos recibido tus datos correctamente. En breve contactaremos contigo.

    Contacta

    Escríbenos: