🍉¡Adelántate al verano! Precios exclusivos en toda la web🍉

Los coches más raros de la historia

EnCuriosidades >

31 de octubre de 2022

car

A lo largo de los siglos y las décadas, la historia de la automoción se ha llenado de diseños sorprendentes y de ideas revolucionarias que han ido cambiando sustancialmente la forma que las personas tenemos de movernos y han permitido un sinfín de nuevas posibilidades. En esta extensa historia repleta de innovación, de cambios y de pruebas, no es sorprendente que se puedan encontrar algunos vehículos extravagantes que no han logrado introducirse masivamente en el mercado o han quedado como piezas de colección para los grandes fanáticos de la automoción. En esta ocasión, queremos contarte acerca de estos, los coches más raros de la historia, para que puedas conocer algunas piezas sorprendentes.

Biscúter

El primero de los coches más raros de la historia que queremos mencionar es el Biscúter. Posteriormente a la Segunda Guerra Mundial, los coches pequeños triunfaron en Europa y particularmente en España. En este país, el principal gran representante de esta tendencia fue el coche que se dio a conocer como Biscúter. Era un coche sin puertas y sin ventanas, a la vez que no tenía la posibilidad de viajar marcha atrás. Se arrancaba haciendo uso de un tirador y el frenado empleaba un sistema de tres puntos que incluía transmisión y cables para las ruedas traseras. Además, poseía 9 CV de potencia. En la actualidad, este vehículo se encuentra solamente en los garajes de unos pocos coleccionistas.

Mazda R360

El siguiente coche del que queremos hablar es el Mazda R360. Fue lanzado en el mes de mayo de 1960 y su objetivo era el de ser una opción económica para la población en un contexto económico complejo. En sus comienzos consiguió un gran éxito debido a que su diseño era muy atractivo, a la vez que fue el primer coche de pasajeros en equiparse con un motor de cuatro marchas. Esto fue lo que permitió una mayor economía y durabilidad de combustible, especialmente si se compara con su homólogo de dos marchas. Además, fue un coche capaz de introducir una transmisión que podía ser manual en cuatro marchas o automática en dos.

Peel p 50

Para continuar con la lista de coches más raros de la historia, no podemos dejar de hacer referencia al Peel p 50. Se trató de un microcoche que permaneció en el mercado entre los años 1962 y 1965. Este vehículo es considerado como el más pequeño de la historia, debido a que fue lanzado como un coche motorizado para una sola persona y una bolsa de compras como mucho. Por eso, contaba solamente con un asiento al que se podía acceder por una puerta lateral. El coche poseía tres ruedas y un motor de 49 cc y 4,5 CV de potencia. Poseía solamente tres marchas y no contaba con marcha para atrás. Por eso, en los casos en los que el conductor quería hacer retroceder al coche para estacionar o por otra razón, lo que debía hacer era bajarse de este y arrastrarlo con un asa que el coche tenía como parte del equipamiento.

BMW Isetta

Junto con los mencionados anteriormente, otro de los coches que no podemos dejar de destacar es el BMW Isetta. También fue creado con el objetivo fundamental de generar ahorro en sus usuarios. Uno de los puntos destacados fue su peculiar forma parecida a la de un huevo y sus ventanas de burbuja. Estas características fueron las que le valieron el apodo de “coche-pompa”. Se trató de un diseño italiano que gozó de gran popularidad, debido a que fue fabricado tanto en Italia como en Francia, en España, en Bélgica, en Alemania, en Reino Unido y en Brasil.

bmw-isetta.png

Peugeot 402 Eclipse

Seguramente alguna vez has escuchado hablar de la moda de los coupé-cabriolet, típicos de la primera parte de los años 2000. En ese entonces, sucedía algo muy similar a lo que son los modelos SUV de hoy en día, pero fue un fenómeno que tuvo una duración de solamente un par de años. En ese momento, casi todos los fabricantes decidieron incorporar algún coche descapotable con techo rígido retráctil. Pese al furor que esto tuvo en esos años, lo cierto es que es una tendencia que había comenzado mucho tiempo antes, especialmente durante el período de entreguerras.

En el contexto de la Gran Depresión, surgió el modelo que se dio a conocer con el nombre de Peugeot 402 Eclipse, un vehículo derivado del 402 que había surgido dos años antes. El coche nació en 1937 y se trataba de una versión descapotable con techo rígido retráctil que se ocultaba en la parte trasera a través de un mecanismo que se accionaba de forma manual y que con el paso de los años pasaría a ser eléctrico. Fue el primer coche producido en Europa al que se podía añadir de forma opcional un cambio automático.

Renault Twizzy

Para terminar, en este caso estamos hablando de una opción mucho más moderna y se trata del Renault Twizzy. Este fue lanzado al mercado en el año 2011 y se trató de un vehículo eléctrico biplaza que fue considerado como una completa revolución. Pese a ser biplaza, es un coche donde el acompañante debe necesariamente situarse en la parte de atrás. Además, fue considerado muy poco práctico debido a que es un coche sin puertas, sin ventanas, sin calefacción y con una potencia que no le permite pasar de los 80 km/h.

¿Te ha gustado conocer acerca de los coches más raros de la historia? Si quieres más información, en Gomotor te contamos las novedades, consejos y recomendaciones que necesitas. ¡Entra a nuestro sitio web y descubre mucho más!

CTA_Descubre_mas_en_gomotor.png

Compartir artículo

Descubre más en Gomotor

La mayor exposición de coches de segunda mano y km0 con cientos de ofertas multimarca, ¡sin moverte de casa!

Saber más

Descubre más en Gomotor

Escríbenos por email

Escríbenos y te responderemos en la mayor brevedad posible.

Llámanos

Estamos disponibles de Lunes a Viernes de 9h-19h y Sábados de 10h-14h.